Tercera edad con espíritu de primera

4 de julio de 2018

Alrededor de 40 personas adultas mayores del municipio de California se dan cita cotidianamente en un hogar geriátrico para mantener activa su mente y cuerpo.

El encuentro se da en el hogar Centro Vida, un espacio creado con el fin de ofrecer a los abuelitos momentos de ejercicio, diversión y esparcimiento que les permita hacer más amenos los momentos de sus años dorados. Igualmente, se ofrecen talleres de manualidades lo cual, no solo tiene a los abuelos ocupados, sino que les permite dar rienda suelta a su creatividad.

Pues yo aquí la paso muy bien con todas mis amigas venimos aquí aprender muchas cosas aprender artes y estoy bien Estoy muy amañada”, dice Zoraida Díaz de Lizcano, usuaria del Centro Vida.  Por su parte Benedicta Pulido de Lizcano, mientras toma sus alimentos, manifiesta cómo para ella las actividades del hogar le permite recordar lo que aprendió de juventud. “Algunas veces, uno olvida de las manualidades que ha aprendido, entonces aquí vuelven a enseñaren las terapias y eso es muy bonito

Como parte de los beneficios que se ofrecen, los adultos mayores tienen servicio de enfermería, sicología y nutrición.

Empresa privada comprometida

Para el funcionamiento de este Centro Vida, que no tiene costo alguno para los adultos mayores, se requiere del apoyo de la empresa privada, pues muchas veces los recursos presupuestales oficiales son insuficientes para su operación.

Clara Cecilia Arias, coordinadora del Centro Vida reconoce que los adultos mayores tienen un bagaje muy importante de experiencias. “Me gusta compartir con ellos, porque tienen muchos conocimientos e historias guardadas en su cabeza. Si uno deja que esos conocimientos fluyan, se aprende muchísimo de ellos cada día”.

El Centro Vida del municipio de California es una iniciativa apoyada desde hace 3 años por Minesa, que ve en los abuelos un tesoro de conocimientos y experiencias que debe ser preservado.

Compartir en

Dejar un comentario