fbpx

Avances tecnológicos e innovaciones que han transformado la minería

1 diciembre, 2020

“Hace 100 años en las minas de Colombia, la gente tenía una moneda con un número y un agujero. Cuando la persona llegaba a trabajar entregaba la ficha y era colgada en una tabla con un clavo. De esta forma se sabía cuántas personas había dentro de la mina y…

“Hace 100 años en las minas de Colombia, la gente tenía una moneda con un número y un agujero. Cuando la persona llegaba a trabajar entregaba la ficha y era colgada en una tabla con un clavo. De esta forma se sabía cuántas personas había dentro de la mina y en caso de un accidente se podía establecer dónde podrían estar. Pero esa era toda la información con la que se contaba”, relató Juan Eugenio Monsalve, ingeniero de minas y metalurgia con más de 40 años de experiencia en minería.

De esos días de las monedas y los clavos poco queda, por lo menos en los proyectos mineros a gran escala, en donde los avances tecnológicos han permitido garantizar más salud y seguridad para los mineros, y también reducir los impactos medioambientales.

Por ejemplo, en el caso de los vehículos que se encargan de recolectar y cargar el material en una mina hay dos grandes avances que se pueden destacar. El primero es la posibilidad de operarlos de forma remota.

“Estos equipos, que se manejan desde un cuarto de control o una cabina a distancia, proporcionan seguridad porque eliminan la exposición de las personas a ambientes de alto riesgo. Esta tecnología también facilita el aprovechamiento de tiempos muertos, porque permite la operación continua y un incremento en la productividad”, explicaron en Epiroc, empresa sueca dedicada al desarrollo de equipos de minería y excavación de roca.

El segundo avance, en el campo de los vehículos mineros, tiene que ver con el motor, pues se están comenzando a desplazar los que funcionan con gasolina o diésel por eléctricos con batería, lo que disminuye la contaminación y evita las emisiones de dióxido de carbono, que son riesgosas y más si se trabaja en una mina subterránea.

Además, a estos vehículos se les incorporan sensores para alertar en caso de que exista la posibilidad de atropellar a alguien, accidente que, según Monsalve, es uno de los más comunes en las minas.

“Lo cierto es que gracias a los avances en tecnología, ciencia e innovación, la minería moderna se hace con altos estándares que se traducen en impactos positivos para el medioambiente y la salud y seguridad de los trabajadores”, afirmaron desde la Asociación Colombiana de Minería (ACM).

Seguridad para los mineros

En los cascos o lámparas mineras se incorporan sistemas con los que se mide la temperatura y pulsaciones, así como de posicionamiento (GPS). Con estos últimos se puede rastrear la ubicación del trabajador en la mina desde un centro de control.

“Las personas en la mina están equipadas con diferentes gadgets, que aumentan su seguridad. Incluso estamos desarrollando una banda encefalográfica que permite monitorear las condiciones de un trabajador para predecir en qué momento la persona va a entrar en estado de fatiga y así evitar posibles inconvenientes en la operación”, aseguró Andrés López, gerente de innovación de Minera de Cobre Quebradona.

Sumado a estos gadgets, en las minas se instalan sensores que miden continuamente la cantidad de oxígeno, metano, monóxido, gases nitrosos y hasta las filtraciones que pueda haber. Además, hay otro tipo de sensores que identifican el lugar por donde pasó un minero, ofreciendo su ubicación exacta en todo momento.

“La digitalización juega un rol importante porque permite la localización en tiempo real de personas, vehículos y equipos a través de sensores y dispositivos móviles interconectados, para una operación más segura, control del tránsito, gestión de emergencias y disponibilidad de data en línea para la toma de decisiones”, según Epiroc.

Precisamente, debido a la cantidad de información que se manejaría en estas ‘minas inteligentes’ se requiere mayor velocidad disponible para la transferencia de datos. Es por esto que diferentes empresas mineras en Colombia ya han comenzado a hacer pruebas y ensayos con tecnología 5G, que ofrece velocidades 10 veces mayores a las que maneja actualmente la tecnología 4G, que es la que actualmente predomina.

Sin embargo, de acuerdo con la Agencia Colombiana de Minería (ACM), “para lograr el objetivo se requiere no solo la voluntad de las empresas y los desarrollos tecnológicos, sino también la disponibilidad de espectro industrial, que depende del Gobierno”. Al escuchar la palabra automatización hay quienes se imaginan que las máquinas desplazarán el talento humano, no obstante, para el caso de los avances tecnológicos en la minería más allá de un reemplazo, lo que sucederá es una transformación de perfiles laborales.

“Lo que vamos a necesitar es mano de obra diferente como jóvenes capacitados en programación, debido a la digitalización de los equipos, analistas de datos, creadores de algoritmos para los sensores, expertos en repararlos y hasta pilotos de drones. Es la evolución del tradicional operador de camión”, explicó Juan Camilo Quintero, gerente de asuntos corporativos e innovación de AngloGold Ashanti en Colombia.

Estos avances tecnológicos, como el caso de los vehículos operados a distancia, les abren la puerta a personas que antes no estaban contempladas para estos cargos. “Por ejemplo, una mujer embarazada podrá operar un vehículo en una mina subterránea a varios kilómetros de profundidad, mientras ella está sentada en una sala controlándolo con un joystick, casi como si fuera un videojuego y sin exponerse a ningún riesgo”, destacaron desde la ACM.

Reutilización de sobrantes

En los proyectos mineros, uno de los principales retos es la disposición de la roca molida sobrante después de separarla de los minerales de interés, este residuo se llama relave y, por lo general, se pone en un depósito, que luego es cubierto con vegetación.

No obstante, en el campo de innovación se le está buscando otro uso a este material.

En un proyecto minero del país, que se encuentran en trámite de licenciamiento, se propone utilizar esa roca molida para recuperar vías secundarias y terciarias. Además, también se tiene pensado reutilizar las llantas de los vehículos, el aceite de los mismos, las mallas metálicas y hasta los uniformes de dotación de los mineros.

Casos internacionales

Países como Alemania, Estados Unidos y Australia, referentes en el mundo por los desarrollos mineros, son conscientes de que la tecnología, la ciencia y la innovación son determinantes para realizar minería sostenible. “En Alemania, donde hay importantes minas de carbón, en la década de los 50 tenían operaciones manuales, que fueron evolucionando hasta tener operaciones mecanizadas, con esto se empezó a disminuir el nivel de exposición de riesgo a las personas. Hoy están en una etapa de automatización, en la que los trabajadores están retirados de los frentes de explotación y hacen operaciones controladas a distancia”, explicó Juan Eugenio Monsalve, quien además es profesor de la facultad de minas de la Universidad Nacional en Medellín. En cuanto a Estados Unidos, el proceso fue similar al de Alemania, pero además agregó el endurecimiento de las normas de fiscalización, el seguimiento por parte las autoridades y las sanciones drásticas a las operaciones mineras que tuvieran accidentes. Australia, por ejemplo, con importantes reservas de hierro, metales preciosos y carbón, entre otros, cuenta con el Sustainable Minerals Institute (SMI), un centro de investigación de la Universidad de Queensland, que tiene seis sedes en este país y una en Chile, reconocido por su potencial minero.

“El objetivo de SMI es desarrollar soluciones con base en la investigación y el conocimiento para los complejos problemas que enfrenta la industria de recursos en la búsqueda por reducir su impacto en las comunidades y el medioambiente; además de reformular su rol para el desarrollo sostenible”, informaron desde el Sustainable Minerals Institute (SMI).

Excavación mecanizada

El túnel ferroviario de San Gotardo en los Alpes suizos, que con sus 57 kilómetros de longitud lo convierten en el más largo y profundo (600 metros) del mundo, se hizo con tuneladora o excavación mecanizada.

En Colombia, “puede decirse que somos expertos en procesos de excavación mediante voladura, sin embargo, en mi opinión, debemos entrar en el mundo de las tuneladoras”, explicó Esteban Alarcón, ingeniero civil de túneles, geotécnico y PhD.

Las tuneladoras o TBM por sus siglas en inglés (Tunnel Boring Machine) son máquinas que realizan casi todo el proceso constructivo de un túnel: exploran el frente para anticiparse a eventuales cambios en las condiciones del terreno, excavan y también instalan el soporte. Una tuneladora podría avanzar por día, unos 15 metros.

“La construcción de un túnel, ya sea minero o vial, no se hace a ciegas ya que tiene numerosos exámenes y estudios, que proporcionan a ingenieros y geólogos la información para una elaboración eficiente”, dijo Oswaldo Ordóñez, geólogo de la Universidad Nacional, PhD y magíster en geociencias. * Un proyecto de contenidos editoriales especiales, con el auspicio de la Asociación Colombiana de Minería (ACM).

Tomado de: El Tiempo

Conoce nuestras otras noticias: Sala de Prensa

Comparte nuestro contenido

A Dos Voces - Minesa