El Proyecto Soto Norte se socializa con diálogo y transparencia

14 November, 2019

Así como son de importantes las diferentes iniciativas que las compañías del sector minero ejecutan en los territorios en donde tienen sus operaciones en materia de infraestructura, educación, cultura, empleo, etcétera, también lo es que todas estas estrategias se hacen de puertas abiertas a la comunidad y los demás grupos…

Así como son de importantes las diferentes iniciativas que las compañías del sector minero ejecutan en los territorios en donde tienen sus operaciones en materia de infraestructura, educación, cultura, empleo, etcétera, también lo es que todas estas estrategias se hacen de puertas abiertas a la comunidad y los demás grupos de interés. El Proyecto Soto Norte se socializa con diálogo y transparencia.

Lo anterior no solo con el ánimo de mantenerlos informados sino, lo mejor, para tomar las decisiones más pertinentes de manera conjunta en lo que tiene que ver con los proyectos sociales, ambientales y económicos que se harán en la región.

Al respecto, Cerrejón dice que ha realizado la implementación de diferentes proyectos basados en las necesidades reales de las comunidades. Entre ellos, infraestructura comunitaria, dotación educativa y programas sociales, culturales y de desarrollo productivo.

Es así que, a través de los diversos espacios participativos generados por la empresa, se ha logrado una comunicación efectiva que ha permitido generar mayor confianza con las comunidades, dándoles solución a problemáticas relevantes, lo que redunda en una mejora de su calidad de vida.

“Mantener una relación abierta y transparente con las comunidades nos permite trabajar de la mano con ellas para implementar proyectos que vayan acorde con sus necesidades y cumplan con sus expectativas”, señala Álvaro López, gerente de Asuntos Sociales de Cerrejón.

Drummond, a su vez, destaca la evolución en el relacionamiento con las comunidades de pescadores artesanales del área de influencia en el Magdalena y sus familias, que ha permitido el tránsito gradual de una relación conflictiva y de rechazo hacia la presencia de la compañía en un principio, a una relación de confianza.

Gracias a esto se han hecho contribuciones en fortalecimiento a programas de primera infancia, mejoramiento de infraestructura educativa, promoción de la educación y cultura como entornos protectores para niñas, niños y jóvenes; formación técnica, capitalización para la generación de nuevas fuentes de ingresos para sus familias, acompañamiento para la aplicación de buenas prácticas pesqueras y ambientales, entre otros.

“Drummond está comprometida con la generación de un impacto positivo para Colombia y su gente; por ello, buscamos consolidar relaciones constructivas de largo plazo con las comunidades locales y demás grupos de interés”, manifiesta la empresa.

En la zona de Santander, Minesa resalta que su logro más grande en este aspecto ha sido facilitar la participación masiva de las comunidades para informarse y aportar en la construcción del estudio ambiental del Proyecto Soto Norte, y que durante más de dos años se han generado espacios de diálogo comunitario con más de 2.600 asistentes de California y Suratá, en casi 100 eventos de socialización, y más de 6.494 personas de Bucaramanga en 198 conversatorios y visitas al proyecto.

“Uno de los principales valores de nuestra compañía es la transparencia, fomentamos en cada espacio de participación al diálogo abierto para la fortalecer la confianza entre la comunidad y el Proyecto Soto Norte”, explica Santiago Ángel, presidente de Minesa.

Mientras que Cerro Matoso informa que se ha consolidado como agente de diálogo y transformación de una cultura de cuidado de las personas, las comunidades y el entorno, así como de confianza con quienes interactúan; de unidad en el trabajo y de excelencia en todas sus actuaciones, estándares de minería bien hecha.

“Estamos demostrando que cuando dialogamos, nos escuchamos y nos entendemos el uno al otro, generamos confianza, nos reconocemos, nos volvemos más humanos y nos honramos mutuamente”, dice Ricardo Gaviria, presidente de Cerro Matoso.

La compañía indica que, gracias a su compromiso con los mecanismos de participación y concertación con las comunidades, le ha brindado a la comunidad diferentes oportunidades de desarrollo para poder emprender y convertirse en un territorio más independiente y sostenible, a través de tres pilares fundamentales: el diálogo social, la alianza por lo social y las consultas previas.

En relación con este último punto, cabe resaltar que como parte de las órdenes de la Corte Constitucional –según sentencia T-733 de 2017–, Cerro Matoso finalizó el proceso de Consultas Previas, dentro del cual se establecieron entre comunidad y compañía, no solamente medidas para prevenir, mitigar o compensar los impactos ambientales, sino también, de manera voluntaria, se amplió el objetivo de las consultas para cubrir el análisis de los potenciales impactos socioeconómicos y culturales.

El haber finalizado estas consultas previas ordenadas por la Corte demuestra que el proceso de diálogo social que inició la empresa en octubre de 2013 ha generado confianza entre las partes y ha permitido establecer una relación armónica con las comunidades vecinas a la operación minera. Si bien la Corte le ordenaba a Cerro Matoso realizar consultas previas en 8 comunidades que interpusieron acciones tutelares, la empresa fue más allá y gestionó ante el Ministerio del Interior la solicitud de añadir una consulta adicional con la comunidad afrocolombiana (Boca de Uré), la cual fue certificada por el Ministerio y con la cual también llegaron a un acuerdo.

A su turno, Continental Gold hace referencia a los acuerdos que realiza para la construcción de proyectos productivos, mesas de concertación y alianzas con las comunidades y ONGS.

Desde su modelo de sostenibilidad, teniendo a la participación como un asunto transversal al relacionamiento y a su gestión comunitaria, han logrado concertar las agendas comunitarias de desarrollo para las comunidades, por medio de diagnósticos participativos, defensa al proyecto en la audiencia pública de licenciamiento ambiental, uso de facilidades industriales, como la vía, que beneficia a varias comunidades cercanas al proyecto, contrapartida en los proyectos de infraestructura comunitaria, defensa de la legalidad y unión intersectorial para planes de desarrollo económico local.

“El diálogo, la participación y la concertación con las comunidades, posibilita rendición de cuentas constantes, trasparencia en los acuerdos, trazabilidad en las acciones conjuntas y alineación estratégica con nuestro modelo de sostenibilidad. De la mano con las comunidades, seguiremos construyendo un mejor futuro para todos”, entiza Jónnathan Osorio, gerente de Gestión Social de Continental Gold.

Fuente: Portafolio

Conoce nuestras otras noticias: PRESSROOM

Comparte nuestro contenido

A Dos Voces - Minesa