El camino es la concertación

16 de agosto de 2018
minería en Colombia

Son varios los factores que han exacerbado la conflictividad en las zonas en donde se desarrolla la actividad minera, principalmente la falta de un ordenamiento del territorio, que permita desactivar los conflictos por uso y ocupación del territorio y los enormes vacíos jurídicos a falta de una reforma del Código de Minas

Después que se cayó la Ley 1382 de 2010, lo cual ha dado pábulo para el activismo judicial tendiente a llenar tales vacíos.

 

Lo dice el propio Presidente de la Corte Constitucional Alejandro Linares, “quien debe definir el tema, para mi, es el Congreso de la Republica. Al final del día, los jueces resolvemos los problemas porque nadie más los resuelve. Lo ideal sería que el Congreso saque una Ley orgánica para ver cómo se concilian” Nación y territorios.

Y el A.L 05 de 2011, que reformó el régimen de Regalías, sirvió de detonante y ha atizado dicha conflictividad. Por eso, soy del criterio de que su solución pasa por una reforma de la reforma, de modo que el SGR sea más ecuánime con las regiones productoras, que no están conforme con la nueva distribución, dado que el porcentaje que le asignan de las regalías no compensa el impacto económico, social y ambiental de la explotación minera.

Los fallos de la Corte Constitucional y del Consejo de Estado han sido reiterativos en que para determinar en donde se puede adelantar actividad minera y en donde no se debe contar con los municipios, que no pueden seguir siendo convidados de piedra.

Se impone, entonces la necesidad de un gran diálogo y concertación entre Nación y territorios, sobre la base de los principios constitucionales de “coordinación, concurrencia y subsidiariedad”. Bien dijo John Stuart Mill en el siglo XIX que “la democracia no se reduce al Gobierno de la mayoría. Es necesario, además, que las decisiones sean fruto de una discusión pública vigorosa” e informada, añadiría yo!

Por eso me complació escuchar de labios de la Presidenta de la Agencia Nacional Minera Sylvana Habid estas palabras: “creemos que el camino es la participación efectiva e informada, pero nunca la prohibición de una actividad constitucionalmente reconocida y legalmente promovida”. Ese es el camino!

Amylkar D. Acosta M
Ex Ministro de Minas y Energía
www.amylkaracosta.net

Fuente: www.Vanguardia.com

Compartir en

Etiquetas:

Dejar un comentario