“Dedicación y voluntad” la fórmula de la joven Californiana para llegar a la Educación Superior

4 de julio de 2018

A sus 16 años, Juliana tiene un vocabulario que denota más edad, tiene claras sus metas y quiere lograrlas para aportar a su tierra natal, California.

Juliana Guerrero se prepara para las pruebas Saber Pro en el Instituto Marco de Bucaramanga, un lugar reconocido, al que asisten jóvenes de 10° y 11° de la región para fortalecer aptitudes y lograr un buen puntaje en dichos exámenes de estado.

En una mañana calurosa bumanguesa, la californiana Juliana llega puntual a su salón de clases, en esta ocasión el director de la Institución es quien dictará la lección del día, él rompe el hielo con bromas y saca un par de sonrisas, mientras ella no deja de tomar notas para no perder detalles. Al igual que otros compañeros californianos, Juliana viaja 4 horas ida y vuelta todos los fines de semana a Bucaramanga, reconoce que ese esfuerzo vale la pena para construir su futuro y aportar al de la región. Ella sabe que una buena preparación le dará más posibilidades de acceder a la universidad y estudiar para ser contadora pública.

“He aprendido que para hacer algo se necesita dedicación y voluntad”, responde cuando le preguntan lo que más le ha gustado de este proceso, que además le ha dado la posibilidad de conocer compañeros de otras partes de Santander y contarles cómo se preparan los californianos para construir un mejor futuro.

Liliana Rojas, madre de Juliana dice que la joven heredó de ella que “todo lo que se propone, lo cumple”. Para los padres Guerrero el poder ver que su hija está cada vez más cerca de ser una profesional significa mucho, ya que ellos no tuvieron la misma oportunidad al igual que muchas personas de su generación que viven en California.

Juliana y cerca de 280 jóvenes hacen parte del programa Soto Norte Aprende que apoya Minesa y que busca contribuir al fortalecimiento de las competencias educativas de la juventud de esta región y abrir más puertas de acceso a la educación superior.

“El aporte que debemos darle a nuestro país es que debemos educarnos, ya que estudiar es la mejor manera de salir de la jaula de la ignorancia”, enfatiza Juliana, consejo que busca que su hermano de 11 años también pueda aplicar en un futuro.

Compartir en

Dejar un comentario