“Tutelatón” es una presión indebida y abuso del derecho

5 de octubre de 2017

Tutelas que se puedan interponer frente a un proceso de licenciamiento ambiental, formal y legal, son una demostración más de la ausencia de argumentos técnicamente soportados y de las motivaciones políticas que orientan a quienes se oponen al Proyecto Soto Norte.

La “tutelatón” iniciada el día de ayer, en contra Minesa, es una presión indebida a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) y la CDMB que se encuentran estudiando en la actualidad la solicitud de licencia ambiental que ha presentado recientemente la compañía para su proyecto Soto Norte.

Una acción de este tipo en este momento no tiene justificación alguna, ya que el trámite de la licencia ambiental que está adelantando la empresa ante las autoridades ambientales, está en sus primeras etapas y la ciudadanía tiene todas las posibilidades de participar y presentar sus preocupaciones, inquietudes y propuestas ante ANLA.

Las autoridades han dicho que la solicitud de licencia, que se encuentra en evaluación, cumple con todos los requisitos y condiciones de orden jurídico y técnico dentro del marco del principio de legalidad y debido proceso, principios constitucionales y legales que rigen en el país.

Compartir en

Dejar un comentario