Los niños hicieron fiesta de cuerdas y vientos en Soto Norte

5 de diciembre de 2017

En el marco del Encuentro Cultural y Provincial de Soto Norte, decenas de niños mostraron su talento musical a la comunidad.

El sábado 25 de noviembre, Soto Norte y la cultura musical de Santander estuvieron de fiesta. Esto, gracias al Encuentro Cultural y Provincial de Soto Norte que reunió a niños y adultos de todos los rincones de la zona en torno a instrumentos musicales y danza, en una maratón de más de doce horas.

Cerca de 800 personas de la región fueron testigos del despliegue de talento que integró a las diferentes comunidades. El alcalde de Matanza, Juan Carlos Villabona, señala la importancia de la participación de las familias en este evento: “…es la tradición de toda la provincia de Soto Norte, como es la música de cuerdas, es la cultura de nuestro municipio. Y es muy importante para que estos muchachos utilicen su tiempo libre en esta gran experiencia como es la música de cuerda, la que tiene un fondo. Esto significa unión compartir en familia, estar más unidos, apoyar los padres a los niños.”

Los niños del Programa Mi Música, Mi Tradición de Minesa hicieron una fiesta de cuerda y vientos durante toda la mañana. Su coordinador, Juan Manuel Guerrero expresa que es “un espectáculo cultural en nuestra provincia, en este municipio bonito que se llama Matanza, haciendo que los niños muestren lo que saben hacer: tocar un tiple, tocar un requinto, una guitarra; sentados con sus papás acompañándose en familia; pero, sobre todo, haciendo paz desde Soto Norte”.

Por la música, por la tradición, por la paz

El programa Mi Música, Mi Tradición de Minesa está enfocado en la recuperación y fortalecimiento de las tradiciones culturales, a partir de la música de cuerda, de vientos y el canto. En esta iniciativa participan 445 niños y niñas de California, Suratá, Matanza y Charta.

“Este programa Mi Música, Mi Tradición ha sido un logro inmenso. Hoy nos sentimos orgullosos de ver como un niño cambia otras cosas por coger una guitarra, un requinto, un tiple; deja su celular, sus juegos, su atari, su tablet y se sienta o se para en una tarima a decirle a sus papás, aquí estoy y aquí está presente Soto Norte haciendo haciendo cultura.”, expresa Juan Manuel Guerrero.

Compartir en

Dejar un comentario