Estudiantes de Matanza recibieron un nuevo restaurante escolar

10 de mayo de 2018

368 estudiantes recibieron las nuevas instalaciones del restaurante escolar del Colegio Integrado Las Mercedes de Matanza.

Para los niños, fue llegar a un nuevo espacio más cómodo, más colorido, para compartir con sus compañeros; para los padres, la posibilidad de que sus hijos tengan un espacio más seguro y funcional que les pueda seguir brindando un alimento que garantice la atención escolar; para los líderes del municipio, el suceso fue el resultado de la sinergia con la empresa privada para realizar exitosamente proyectos conjuntos; y, para la Sociedad Minera de Santander, Minesa, fue una oportunidad más de concretar proyectos que favorecen a la comunidad de la Provincia de Soto Norte.

Ese fue el significado que los diferentes protagonistas le dieron a la inauguración de las nuevas instalaciones del restaurante escolar al servicio del Colegio Las Mercedes del municipio de Matanza, en Santander.

La apertura oficial de este nuevo restaurante se realizó el pasado 26 de abril, con lo cual se reinició la operación del recinto. La obra, que incluye la reconstrucción total del restaurante con las condiciones técnicas requeridas para este tipo de instalaciones y la dotación suficiente para su funcionamiento, hace parte del Plan de Responsabilidad Social Corporativa que Minesa adelanta en esta región.

En total 368 niños y jóvenes pertenecientes a este centro educativo tienen la posibilidad de tomar sus alimentos de manera segura, sana, en un espacio adecuado, diseñado y construido exclusivamente para este fin. Esto se logró gracias al trabajo interinstitucional entre alcaldía en cabeza de su Alcalde, Juan Carlos Villabona y Minesa.

Un espacio seguro y funcional para los estudiantes

Las palabras formales de los funcionarios encargados de inaugurar la obra contrastaron con la algarabía y felicidad que manifestaron los estudiantes por contar con este restaurante. “Me alegro de que haya un nuevo restaurante. Me gusta que tengamos mesas, sillas nuevas y alimentos. Me gusta reunirme con mis compañeros y comernos el almuerzo juntos”, dijo con satisfacción un estudiante de 5to grado de la institución educativa y beneficiario del restaurante.

Por su parte, Claudia Jimena Casadiego Torres, rectora del establecimiento educativo manifestó: “un temblor de tierra de hace unos años dejó bastante averiado el comedor con inseguridad para los niños. Gracias a la gestión interinstitucional, se logró la construcción nuevamente de todo la estructura del restaurante”.

Llevar la obra de los planos a la realidad implicó una inversión total de $375 millones, reflejados en un amplio salón comedor, cocina, cuarto de bodega, cuarto de refrigeradores, cuarto de aseo y baño de los trabajadores. Sin embargo, más que elementos materiales, lo que la empresa privada aportó fue “la posibilidad de que niños y niñas del municipio de Matanza tengan mejores condiciones para estudiar y construir un mejor futuro”, de acuerdo con declaraciones de Thyana Alvarez, Gerente Social de Minesa.

Inversión social:

En el año 2017, en desarrollo de su Plan de Responsabilidad Social Empresarial, Minesa realizó la inversión de más de COP$1.110 millones de pesos para beneficio de la comunidad del municipio de Matanza.

Compartir en

Dejar un comentario